HERMES BERRÍO: FANCY AS FUCK

"...

la pintura contemporánea está influenciadada por la música, la literatura, MTV, Picasso, Hollywood, los diarios y los maestros de la antiguedad.....no hay nada mas edificante que estar delante de una gran pintura, tanto si data de 1505 como del martes pasado."

CHARLES SAATCHI.


+Mas Arte Contemporáneo se complace en exponer a Hermes Berrio con su último trabajo FANCY AS FUCK.
La obra de Berrio es una poderosa reestructuración de la emoción urbana. Creaciones estilizadas donde mutan conceptos y se redefinen ideas preconcebidas.
A través del lenguaje urbano , su obra muestra fuertes críticas a los medios de comunicación, a los cartoons y hace evidencia de la sobredosis de información que vivimos actualmente como sociedad.
En su obra esta temática contemporánea interactúa con elementos estéticos barrocos , el shunga japonés (*), los comics eróticos de los años 70, y el graffiti .
El resultado son historias a traves de una saturacion de informacion visual interactuando y cuestionando, conviviendo en conflicto en la composicion pictorica.
La pintura de Hermes Berrío tiene una paleta vibrante y dinámica, esto lo coloca dentro de las nuevas generaciones de pintores, que responden a la vivencia agitada y turbulenta de las urbes contemporáneas.
Hermes Berrio es bogotano y es graduado de artes plásticas en el NYU (New York University). Además ha estudiado escultura, pintura y fotografia en Florencia Italia.

shunga (*) (imágenes de primavera») es un género de producción visual japonés que tiene como tema principal la representación del sexo. Está vinculado, principalmente, con la producción gráfica conocida como «estampas del mundo flotante», o xilografía ukiyo-e, del período Edo (1603-1867), a partir de imágenes de álbumes o de ilustraciones de textos de la literatura popular de entonces, así como con la producción pictórica de la época. A pesar de que su producción estuvo marcada por regulaciones y prohibiciones por parte del gobierno, la realización de este tipo de obras continuó prácticamente hasta finales de la era Meiji, con la prohibición de material «obsceno» en el Código penal japonés del año1907.